Nuestras campañas actuales se centran en detener el robo de sueldos, garantizando los derechos de las trabajadoras domésticas, y mejorando la industria peligrosa de la construcción del estado que paga mal a los trabajadores.